Al borde de un poema

La distancia entre lo aparente y lo profundo es breve. Apenas el filo de una página, el borde de un peldaño que puede o no subirse.

 

Porque Marruecos, África, no es el retrato de la pobreza, una fotocopia del lugar donde no quisiéramos vivir. Así lo entendió Jesús Botaro ante la pregunta de una niña: ¿Y por qué siempre sacáis fotos feas de Marruecos?. Así lo predica su cámara, sea cual sea la frontera que le acoja.

Así es "Al borde de un poema", que sin renunciar a la belleza, a la pupila artística de un objetivo, al disfrute del detalle, muestra la hermosura aparente y profunda del pueblo de Chefchauen. Lo hace sin dramatizar y sin tremendismos.

Son los ojos de Chefchauen desde los ojos de Jesús Botaro.

 

Miriam Millán RubialesPrensa-Delegación de Cultura y Juventud de la Diputación de Granada

1/6